Un poco de historia

Bodega Florio

Hacer vino es un arte antiquísimo. Es una sabiduría que nos llega desde de los pueblos del Lacio, en Italia. En tierra Argentina se renueva a través de la tradición europea.

Así nace la casa FLORIO, fundada por Antonio Florio en 1912, trayendo el arte del buen vino en la sangre y reiniciando el rito de la vid bajo el sol argentino en los viñedos de Maipú, en la provincia de Mendoza. Cargadas de experiencia, en nuestras bodegas este arte se transmite de generación en generación. Porque en FLORIO hacer vinos finos es una vieja tradición familiar, un orgullo ligado al nombre.


Nuestra Bodega

Nuestra empresa fue fundada en 1912 por Antonio Florio, pionero en la elaboración de vinos de estirpe italiana, en Cruz de Piedra departamento de Maipú en la provincia de Mendoza, República Argentina, el cual es reconocido como la octava capital del vino a nivel mundial, por sus óptimas condiciones climáticas y excepcionales características del suelo, todo lo cual favorece el desarrollo de viñedos de excelencia.

La especialidad de nuestra bodega está dada por los vinos generosos como Marsala, Oporto y Moscato y por los vinos tipo espumantes como el Gamba di Pernice y Nebiolo.
También elaboramos destacados vinos varietales: Malbec, Chianti y Chardonnay.

© 2019 Bodega Florio. Todos los derechos reservados